Guatemala: El proceso electoral en Blockchain

Piloto para la certificación de resultados de las elecciones generales de Guatemala 2019 en el Blockchain de Bitcoin

por: Christian Löwenthal

INTRODUCCIÓN

En Guatemala desde el año 2009 en que Blockchain comenzó a operar, hasta ahora, hemos visto muy pocos proyectos que han aprovechado las virtudes de esta maravillosa tecnología alternativa de base de datos. Desde agosto del 2019, los ciudadanos guatemaltecos nos podemos enorgullecer de ser pioneros en hacer hincapié para utilizar Blockchain y con él asegurar el proceso democrático electoral. Si este procedimiento se pudiera implementar de forma oficial, eliminaremos completamente la desconfianza en los sistemas de informática utilizados para el conteo de votos, incluyendo imprevistos como los que lastimosamente vimos durante el proceso electoral pasado. En julio y agosto, durante la primera y segunda vuelta, junto con la empresa en donde laboro, SOUL TECHNOLOGIES, ayudamos a sellar digitalmente y resguardar, todas las actas entregadas públicamente por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), en el Blockchain de Bitcoin haciendo uso de la tecnología de OpenTimestamps. Este procedimiento lo hicimos de forma extra-oficial y como parte de una iniciativa privada no relacionada con ninguna entidad estatal. Si utilizamos esta tecnología en el futuro no tendremos que preocuparnos de fraude en los próximos procesos electorales. Este es un artículo que versa sobre cómo se trabajó esta iniciativa y a la espera que despierte un interés público sobre el tema para que pronto veamos nuestro sistema electoral completamente modernizado. Quien sabe, quizá incluso seamos ejemplo a nivel internacional. Ya hemos sido invitados al Government Blockchain Association (GBA) para poder presentar este proyecto junto a Fiscal Digital en Washington DC. ¿Pero, qué posible relación tienen las elecciones con el Bitcoin? Resulta que el Blockchain, motor del Bitcoin, pudiera estar en el centro de la seguridad y transparencia de nuestro proceso electoral.

Guatemala, así como el resto del mundo, vio un repunte en el interés de Blockchain, gracias a Bitcoin, entre los años 2013 y 2016. En estos años el precio de Bitcoin alcanzó niveles de atracción sin precedente. Los medios y el público en general se encargaron de propagar la noticia de Bitcoin a nivel mundial. Como siempre, cabe la posibilidad que usted no esté enterado de esto, ya que talvez había estado viviendo en una cueva en la selva de Yucatán los últimos 10 años, o simplemente no le había interesado tanto el tema de Blockchain como ahora. Creo que vale la pena explorar un poco el contexto de esta maravillosa tecnología de Blockchain que nació con y para Bitcoin. Ésta información se puede investigar ampliamente en Internet así que me enfocaré en los puntos clave para nuestro proyecto de certificación (sellado digital) y el posterior resguardo de esta información en blockchain. Estos puntos clave son las propiedades de inmutabilidad e infalibilidad de esta tecnología de base de datos. Estas características están en el corazón de nuestro interés para aplicar esta tecnología en un proceso público tan importante como lo es una elección democrática en el siglo XXI.

PARTE 1: Explicacion General del Blockchain y su relevancia para la aplicación en certificación del proceso electoral

Desde que existen las computadoras surgió la capacidad de almacenar información digital. Hoy día parte de lo que almacenamos en nuestras computadoras y en la nube, aparte de música, fotos y documentos, son bases de datos. Las bases de datos son repositorios de información digital que pueden almacenar cualquier tipo de datos. Por esa razón son la columna vertebral de cualquier sistema informático. Una empresa puede resguardar su historial contable, una red social los datos de sus miembros, un banco las transacciones de las cuentas del dinero que manejan para sus clientes, un registro público las transacciones de ciudadanos y funcionarios, etc. Es imposible pensar en la tecnología digital sin pensar en bases de datos. Al igual que todo en informática, la tecnología de bases de datos ha ido evolucionando y mejorando para poder cumplir con las demandas más modernas de almacenamiento masivo que el mundo actual nos presenta. Estas necesidades se han ido supliendo con propuestas muy creativas que combinan las tecnologías de bases de datos que se vienen desarrollando desde el siglo XX. Combinando tecnologías distintas de bases de datos, muchos sistemas de información pública masiva como Facebook, Amazon e ebay aprovechan propuestas híbridas para garantizar seguridad y velocidad en sus operaciones.

Con todos los avances que vemos diariamente en tecnología, para el año 2009, el mundo aún no había visto una propuesta relevante de tecnología de base de datos nueva desde los 80s. Todas las tecnologías existentes tenían problemas de confianza en la información resguardada. Esto es de esperarse de cualquier sistema, digital o no digital, cuyo resguardo y digitalización depende de seres humanos. Somos falibles, imperfectos y en algunos casos, corruptos. Hay innumerables casos, conocidos públicamente, de manipulación de datos o robo de información en bases de datos que no cuidaron su seguridad. Las causas van desde lo simple, como el caso en donde el administrador de la base de datos se le olvidó colocar una contraseña segura, hasta elaborados hack’s en donde hay redes de crimen organizado que llegan hasta fábricas de hardware en China a implantar chips en servidores y computadoras para espionaje internacional.[1]

El creador de Bitcoin, Satoshi Nakamoto, le puso especial atención a la forma en que se iba a utilizar el Blockchain para almacenar datos porque quería crear una moneda que fuera completamente independiente del cuidado humano. Quería que la información que este tipo de base de datos contenía fuera inmutable, infalible y autónoma. Necesitaba crear una base de datos con capacidad de almacenar información histórica y que pudiera mantenerse operando sin intervención humana a largo plazo y a un bajo costo. En enero 2009 fue presentado al mundo el fruto de su trabajo y comenzó a operar el primer Blockchain. Hago un paréntesis para recordarle al lector que ya han sido publicados cientos de nuevos Blockchains a raiz del éxito del que tuvo el de Bitcoin. Regresando al tema: Desde su incepción Blockchain es una tecnología de base de datos en donde nadie puede entrar a cambiar datos ya existentes. Trae en su ADN esta característica de inmutabilidad inherente. En un mundo dominado por corporaciones en donde se requiere hacer análisis de datos por diferentes motivaciones, a veces es necesario modificar la información del pasado. Pueden haber innumerables razones para esta necesidad. Por ejemplo: para corregir errores humanos en la contabilidad de una empresa, o para hacer trampa y verse mejor financieramente al momento de solicitar un crédito. A simple vista pareciera que, en nuestro mundo, el uso para bases de datos inmutables es nulo. Tal vez por eso, a pesar que la computadora personal se comenzó a vender en el año 1975, es hasta ahora que la primera base de datos diseñada para resguardar información inmutable ha sido creada.

Imagínese por un momento ser un administrador de sistemas que responde al llamado del Gerente General, de la compañía en donde labora, con la solicitud que se revise y cambie un error en algún registro contable porque está causando problemas en los reportes finales de resultados financieros a presentar en la junta directiva, y que su respuesta sea “eso es imposible señor”. Sin dudas usted sería despedido de inmediato. Si logra justificar bien su respuesta, como mínimo la gerencia estaría comenzando a buscar otro sistema en donde pueda controlar su información. En muchas empresas hay sistemas de seguridad que ayudan a prevenir cambios no autorizados por procedimientos pre-establecidos según la dirección administrativa y para evitar fraude por parte de colaboradores y operadores del sistema. Sin embargo, previo a la existencia del Blockchain, siempre han habido formas de poder manipular información en las bases de datos de cualquier sistema. Lo único que se requiere son contraseñas y suficiente conocimiento técnico del procedimiento a seguir. Por estas razones las tecnologías que no permiten cambios, aunque se tenga autorización, son escasas o inexistentes.

Para lograr la creación de una tecnología de base de datos con información inmutable, debemos agregar que hay un reto en programación directamente relacionada al creador del código original. Se requiere de herramientas especiales y creatividad para que un sistema no pueda ser modificado posterior a su creación, ni siquiera por su propio creador. Es bajo este contexto que nace Blockchain. Originalmente la tecnología de Blockchain fue diseñada con una aplicación muy específica en mente: crear un activo intercambiable (una moneda), que no requiere de una entidad o persona tercera “de confianza” (como los bancos) para trasladar ese activo de un individuo a otro. El mejor ejemplo a estudiar para visualizar la problemática y la necesidad que Blockchain trata de suplir es el de los sistemas de informática en bancos. Una de las funciones principales de los bancos es la de autorizar pagos o la transferencia de valores monetarios entre cuentas. Para esto el sistema del banco debe primero verificar que existen fondos disponibles en la cuenta que realizará un pago o transferencia, luego debe trasladar ese saldo en su base de datos hacia la persona que recibirá esa transacción. El débito se verá reflejado en una cuenta y el crédito en otra. Este tipo de operaciones se puede mantener ejecutando en el tiempo siempre y cuando las dos personas, el que envía y recibe, confíen que el banco honrará las transacciones y los saldos. ¿Pero qué tal si el sistema es comprometido por operadores o una directiva bancaria corrupta? ¿Qué pasa cuando el banco quiebra? El Blockchain hace que ese sistema tercero, que hace las verificaciones, ya no sea controlado por seres humanos o instituciones privadas. Esa autonomía e independencia en su operación hace posible que Blockchain sea un sistema de resguardo de información digital inmutable e infalible.

Seguramente usted estará pensando, ¡“Qué maravillosa esta tecnología!” Y lo es, pero tiene sus salvedades que son efecto de su intrínseca naturaleza. La desventaja más relevante del Blockchain surge de su principal virtud, la inmutabilidad. La información contenida dentro del Blockchain no puede cambiarse sin perder su estructura. Un cambio de un punto o una coma significaría una estructura completamente distinta en el resto de información de la base de datos. Esta característica hace que sea muy simple saber si la estructura ha sido manipulada o no. Es decir, se puede saber de inmediato si los datos contenidos en la base de datos son auténticos o no. Nada y nadie puede cambiar aleatoriamente los datos del Blockchain, ni siquiera para cambiar un error o recuperar información que se haya extraviado dentro de su codificación, sin que todos los usuarios se enteren de ese cambio de forma inmediatamente evidente. Esto se puede convertir en una desventaja cuando lo vemos bajo la perspectiva de su principal aplicación como moneda.

Me explico: Tal y como ya lo habíamos establecido, Blockchain resguarda la información relevante para el funcionamiento del Bitcoin, es la base de datos del Bitcoin. El dueño de un Bitcoin requiere de llaves para operar sus fondos. La llave que resguarda un usuario para utilizar sus Bitcoin son el equivalente a la contraseña de un usuario en banca electrónica. Si el dueño de un Bitcoin perdió su llave, no existe un número de soporte a donde puede llamar para recuperarla, así como lo haría si perdió la contraseña de su banca en línea. Si esas llaves se pierden, se quedan pérdidas para siempre. No hay poder humano o computacional sobre la faz de la tierra capaz de recuperar esa información. Esto es parte de la virtud de la inmutabilidad del Blockchain, que desde algunas perspectivas puede verse como una desventaja. Sería bueno preguntarle que piensa de esta característica al señor James Howells, que en 2013 tiró su computadora a la basura, solo para después recordarse que dentro de su disco duro estaban las llaves de una pequeña fortuna de Bitcoins.[2] Estos Bitcoins están perdidos para siempre. Esta característica, que para algunos puede ser una desventaja, es lo mismo que permite la confiabilidad perfecta de la información que esa base de datos contiene y lo mismo que atrae a tantos usuarios al Bitcoin. Es realmente el espacio perfecto para resguardar valor a largo plazo. El valor resguardado en Bitcoin a nivel mundial, por medio de Blockchain, no puede ser interceptado o tocado por personas, entidades o instituciones de ninguna naturaleza. El único que puede manipular información es el dueño de las llaves de un espacio específico dentro de esa base de datos, y solo puede agregar información presente basada sobre lo que ya existe. Es una de las razones por la que Bitcoin ha tenido tanto éxito. El mejor ejemplo para ilustrar esto es la posición que Bitcoin tiene respecto a embargos legales de activos. Un gobierno no puede, aunque quiera y tenga todas las herramientas legales para hacerlo, congelar fondos de una cuenta de Bitcoin o usar aleatoriamente los fondos de una cuenta tercera (en Bitcoin se llaman direcciones a las cuentas). Es un espacio totalmente blindado de manipulaciones, a menos que vengan del legítimo propietario de la información a través del uso de llaves. Y aún así, el propietario de esas llaves solamente puede hacer uso de su espacio y nunca podrá afectar el espacio y llaves de otro usuario. Este, entre otras varias maravillas que tiene en su código, es el verdadero poder de Blockchain y por eso es que ha maravillado tanto al mundo.

De esta inmutabilidad, se deriva su segunda gran virtud: la infalibilidad de su información. La información del Blockchain es siempre auténtica, nunca se equivoca ya que toda esta forma parte de su misma realidad. Si un solo punto o coma cambia en la data histórica, toda su estructura se cae y deja de operar la base de datos correctamente. Y esto se evidencia de forma inmediata a todos los usuarios. Solamente puede agregarse información nueva por medio de los protocolos pre-establecidos y con previa autorización de toda la comunidad de nodos y minería. Para leer más sobre la democracia y minería en el Blockchain, que es un tema extenso y separado que no merece análisis para este artículo, estaré compartiendo mi perspectiva sobre el tema posteriormente. Por ahora pueden buscar y encontrar suficiente información en el internet. Por el momento basta con decir que el protocolo de Blockchain no ha cambiado desde su primer día de operación hace 10 años. Esta estabilidad genera certeza y confianza. A medida que su base de usuarios y operarios sigue creciendo, realizar cambios a ese código y protocolo de operación original se vuelve cada vez más complicado. Estas premisas son ciertas para cualquier blockchain público y descentralizado.

Creo oportuno mencionar una puntual característica de operación que tiene Blockchain para ayudar a garantizar estas virtudes de inmutabilidad e infalibilidad. Me refiero a la forma en que Blockchain almacena físicamente su información digital. Es decir, la forma particular en la que se almacena esta base de datos en tiempo real, que es sustancialmente diferente a la forma en que lo hace cualquier tecnología de base de datos tradicional. Desde la era del Internet la información que se comparte públicamente, o entre privados, por medio de la nube reside casi completamente en centros de datos centralizados, privados y altamente custodiados, física y virtualmente. A pesar de utilizar equipo y procedimientos operativos caros y especializados para almacenar una base de datos tradicional de forma segura y adecuada, siempre existe riesgo en la pérdida o manipulación de esta información. Por eso la industria se cuida con redundancias y complejos sistemas de backup. Esta operación resulta ser cara y compleja en parte porque la tecnología de bases de datos tradicional utiliza el almacenamiento centralizado.

Blockchain promueve el almacenamiento descentralizado haciendo uso de recursos públicos y privados de manera indistinta. Resguardar una copia del Blockchain de Bitcoin actualmente representa alrededor de 280GB en espacio. Esto, a precios de almacenamiento actual, representa un costo de aproximadamente $30/año. Por esta razón y como reflejo de la creciente cantidad de usuarios de la tecnología, es que actualmente hay más de 10,000 copias de la base de datos de Bitcoin (el Blockchain) a nivel mundial[3]. Por la forma en que funciona el Blockchain, esto se traduce a que ésta tecnología opera literalmente en más de 10,000 centros de datos distribuidos en todo el planeta. Esto es algo nunca antes visto en tecnología. En comparación, Facebook tiene solo 15 centros de datos y comenzó operaciones en el año 2004, 5 años antes que Bitcoin.[4] Esto quiere decir que la información del Blockchain es la más segura, sin comparación, de cualquier información que jamás se haya resguardado en Internet. Para desaparecer, Bitcoin y su Blockchain, se requeriría eliminar esas 10,000 copias de su información o “centros de datos”. Bitcoin incentiva el resguardo abierto de esta información haciendo uso de tecnología criptográfica digital que permite que la información que está públicamente resguardada y al alcance de cualquiera, pueda mantener al mismo tiempo privacidad y anonimato. Cualquiera puede almacenar una copia de la base de datos de Bitcoin, por ejemplo, pero nadie sabe a quién pertenece la cuenta 183hmJGRuTEi2YDCWy5iozY8rZtFwVgahM, que actualmente resguarda un valor correspondiente $650 millones de dólares americanos (USD), (calculado al tipo de cambio al momento de escribir este artículo). Esta información se mantiene privada, a menos que sea hecha pública por el dueño o descubierta por procesos de auditoria complejos que podrían, o no, descubrir quién es el dueño de esa cuenta. Así como Bitcoin, otras monedas que están usando tecnología de Blockchain, han llevado la tecnología a otro nivel de privacidad y anonimato. Monero, por ejemplo, tiene protocolos colocados para garantizar que las transacciones no se puedan monitorear. Es decir, a diferencia de Bitcoin, con Monero no se puede descubrir de quién es una cuenta o cuanto valor almacena, incluso utilizando los métodos más avanzados de auditoría en existencia.

Hasta el momento hemos explicado las principales virtudes de la tecnología de Blockchain: la inmutabilidad e infalibilidad de su información y estructura. Estas virtudes se ven fortalecidas cada vez más por su creciente número de usuarios y operarios. Es solo natural que, con el tiempo, se estén descubriendo otras aplicaciones que pueden beneficiarse de estas especiales características que la tecnología de Blockchain ofrece como base de datos. En general cualquier necesidad que pueda requerir el resguardo de información delicada en un espacio seguro, y la garantía de que esta información no cambiará y desaparecerá, encontrará una excelente herramienta en Blockchain. Resguardo de certificaciones para documentos sensibles y públicos, como actas notariales, registros de propiedad intelectual o registros de propiedad horizontal (tierra). Timbres de certificación para validación de pago de impuestos. Registros de transacciones de procesos en fabricación, control de calidad y logística son otros que ya se están utilizando.

PARTE 2: Fiscal Digital, OpenTimestamps y el uso del Blockchain para certificación del proceso electoral 2019

Fiscal Digital encontró que la tecnología de Blockchain podía ser utilizada para ayudar a resguardar información directamente relacionada a resultados de las elecciones políticas generales de Guatemala 2019 y queremos compartir la historia de cómo lo hicimos para que, en el futuro, esto sea una parte indispensable del proceso. El objetivo principal es crear una plataforma para aumentar la transparencia y acceso público, de la información original, eliminando el riesgo de alteración de información posterior para beneficiar algún resultado producto de corrupción o negligencia por parte las autoridades responsables. Fue con este fin que Fiscal Digital contactó a Soul Technologies, empresa pionera en infraestructura de informática en Guatemala y, con amplios conocimientos en tecnología de Blockchain. Cuando recibimos la solicitud de Fiscal Digital estudiamos diferentes alternativas para poder utilizar el Blockchain para el resguardo efectivo y barato de la información que íbamos a recibir de parte del TSE. Fiscal Digital ya tenía la atención del Tribunal para este entonces y sabíamos que nos iban a entregar copias digitales oficiales de las actas generadas por las Juntas Receptoras de Votos (JRV o mesas) mientras iban siendo escaneadas en sus respectivos centros de votación (CV). La primera propuesta que estudiamos y presentamos permitía resguardar las imágenes de las actas de cada JRV directamente en el Blockchain. Después de todo ya hay ejemplos de imágenes que están sempiternamente resguardas en las entrañas del Blockchain. Como la imagen de Nelson Mandela colocada el 7 de diciembre del 2013[5]. Sin embargo, con el precio actual de Bitcoin, resguardar documentos digitales (jpg) completos en el Blockchain sería altamente costoso ya que el almacenamiento de información en el Blockchain tiene un precio calculado en centavos de Bitcoin (Satoshis) por byte. Esto es así para ayudar a resguardar el propósito principal de la base de datos, que es el almacenamiento de las transacciones de Bitcoin y mantener la operación del Blockchain eficiente. Esto nos producía un problema, ya que el presupuesto para llevar a cabo este proyecto era prácticamente nulo. Fue entonces que encontramos la tecnología de OpenTimestamps.

OpenTimestamps es un desarrollo de fuente abierta publicado en GitHub[6] que utiliza métodos que realizan la compresión de autenticación por medio de algoritmos criptográficos. Utiliza un Merkle Tree de transacciones criptográficas digitales y utiliza el último hash computado de todo lo ingresado. La criptografía digital es la tecnología en el corazón del Blockchain. La criptografía digital permite, por medio de operaciones matemáticas y el principio de entropía, obtener una especie de huella digital de cualquier información binaria resguardada digitalmente. Es decir, permite obtener prueba de la existencia de algo con completa precisión. Utilizando los métodos y algoritmos de firma o huella digital disponibles, se puede revisar la autenticidad de cualquier información digital y verificar si una copia de información binaria (ceros y unos) es fiel o no. Es tan exacto el método que un cambio tan simple como un punto o una coma adicional en un documento digital de texto simple, tendría un resultado completamente diferente. OpenTimestamps utiliza esta tecnología para poder determinar la existencia de datos digitales y comprobar su autenticidad y existencia en un momento determinado del tiempo. Esto es posible haciendo uso de un servidor calendario que fija la hora exacta del inicio de la transacción y creación del sello o huella digital y posteriormente finalizando con la colocación de esta huella dentro del Blockchain para comprobar en el futuro que estos datos son auténticos, en qué fecha exacta fueron colocados, y poder auditar que no han cambiado. Es el equivalente a un sello digital, con una certificación confiable al momento que ese sello fue creado y utilizado para validar una información digital específica.

Haciendo uso del estándar SHA-256, OpenTimestamps emite un resultado equivalente a un sello o huella digital en la forma del resultado de la operación SHA-256. Por ejemplo, el SHA-256 de este texto es 1f9b4dd5fe5cf922134640a74bad428e105639a82d88bda9138ede8b2ea46f1d. Si cambio un solo espacio punto o coma, el resultado de esa misma operación SHA es completamente diferente. Posterior a la extracción de la huella del documento, el programa de OpenTimestamps crea un archivo y lo almacena en el sistema operativo con una terminación *ots. Esta información la envía a un servidor de OpenTimestamps que contiene un calendario y marca la hora exacta de la recepción. Luego junta el resultado del SHA-256 con el de otros documentos. Una vez el servidor recibe suficientes documentos para validar, emite una transacción en Bitcoin y coloca el SHA-256 final calculado de todos los sellos digitales emitidos. A groso modo, esto es lo que se conoce como un Merkle Tree.  Posteriormente solo necesitamos ese hash original y cualquiera de los sellos utilizados junto con operaciones matemáticas invertidas para calcular si, el sello de un documento y su Hash, formaron parte de esa inserción en el Blockchain en una fecha determinada. Esta revisión nos da certeza exacta para decir si un documento digital es o no auténtico y tener una fecha de referencia de cuando se registró su existencia por primera vez. Una analogía se podría sacar de esto al compararlo con la genética de un árbol. Si tomamos una hoja de cualquier árbol podemos hacer un estudio genético y asegurar, por medio de ADN, que esa hoja pertenece a un árbol específico y no a otro. De la misma forma podemos sacarle el «ADN» a cualquier documento digital en el futuro y verificar si es una copia fiel y exacta de información que fue certificada en el Blockchain.

La operación de la tecnología OpenTimestamp es de muy bajo costo. Se requiere de un servidor de calendario públicamente disponible. Puede ser un servidor sencillo, calculando un costo de no más de $30.00/mes para la operación del mismo. Luego se requiere tener una billetera con suficientes Bitcoins para realizar transacciones. El costo para la colocación de “x” número de sellos digitales en el Blockchain, utilizando OpenTimestamps, es el costo de una transacción de Bitcoin en el determinado momento que la información se quiere colocar en el Blockchain. El costo de una transacción para enviar virtualmente cualquier monto en Bitcoins era de $0.03 USD al momento de la publicación de este artículo. Este monto varía según el tipo de cambio y el tráfico de transacciones de la red en determinado momento. Pero se mantiene un promedio de costo muy bajo.

El 11 de agosto de 2019, Soul Technologies comprobó que esta tecnología funcionaba para efectos de resguardar la integridad de la información digital durante el proceso electoral de ese año. El efecto es que podemos comprobar la autenticidad de los documentos utilizados para el conteo de votos que validaron el resultado final del proceso electoral. El Tribunal Supremo Electoral le entregó a Fiscal Digital un acceso para la descarga de algunas de las actas emitidas por las Juntas Receptoras de Votos para efectos de probar esta tecnología. Logramos recibir alrededor de 24,000 actas sellarlas y colocarlas en el Blockchain haciendo uso del programa OpenTimestamps en servidores privados y controlados por Soul Technologies. Todo el proceso técnico y el código de este programa está publicado en GitHub y es de dominio público y gratuito. En menos de 1 hora ya teníamos sellados todos los documentos y ya estaban por ser colocados en el Blockchain. El costo de la transacción en Bitcoin para colocar los sellos en el Blockchain ese 11 de agosto fue de $0.02 USD.  

El resultado de esto es que ahora tenemos más de 24,000 actas originales, en su formato JPG, digitalizadas después de haber sido entregadas por las Juntas Receptoras de Votos, o al menos que el TSE nos dio como escaneados de documentos originales, y que podemos utilizar para revisar si los votos contados de esas actas fueron correctamente digitados en el sistema. Podríamos descubrir fácilmente si hay indicios de documentos posteriormente alterados, o verificar los resultados reportados en el sistema para eliminar errores humanos o programáticos. En futuros procesos electorales podríamos hacer pública esta información al mismo tiempo que va ingresando al TSE, para que cualquier entidad, pública y privada fiscalice por si misma los resultados de la elección con información certificada como confiable.

Haciendo uso de la tecnología de OpenTimestamps, Soul Technologies selló digitalmente y, haciendo uso de servidores privados, resguardó todos los sellos correspondientes a las actas del proceso electoral 2019 para poder ayudar a comprobar, bajo cualquier proceso de auditoría, que posteriormente las mismas actas presentadas inicialmente por el TSE no han sido alteradas para afectar los resultados. Con este procedimiento y la tecnología desarrollada y compartida por OpenTimestamps, Soul Technologies y Fiscal Digital ayudaron a comprobar los beneficios invaluables que tiene el Blockchain como tecnología de almacenamiento para cualquier proceso que debe ser público y transparente. Esta misma tecnología se puede llevar a diferentes ámbitos de práctica en nuestra sociedad para resguardar y validar información importante en el futuro. Vemos que este método se puede aplicar para resguardar títulos de propiedad, registros digitales en plataformas públicas, informes, actas notariales, etc. Con Blockchain no estamos nada lejos de poder tener elecciones 100% electrónicas y confiables. Espero que pronto iniciemos el primer paso que nos llevará a ese futuro .


[1] Recuento de Hacks hechos públicos el año 2019, con información privada comprometida. https://www.theregister.co.uk/2019/02/11/620_million_hacked_accounts_dark_web/

[2] Artículo sobre James Howell y la pérdida infame de un disco duro con las llaves de algunos Bitcoins. https://cointelegraph.com/news/infamous-discarded-hard-drive-holding-7500-bitcoins-would-be-worth-80-million-today

[3] Información confiable en el sitio https://bitnodes.earn.com/

[4] https://engineering.fb.com/data-center-engineering/data-centers-2018/

[5] Andrew Sward, Ivy Vecna, Forrest Stonedahl. Data Insertion in Bitcoin’s Blockchain. Estudio publicado en la Revista Ledger de la Universidad de Pittsburgh. Ledger Journal 2018.101. http://ledger.pitt.edu/ojs/index.php/ledger/article/view/101

[6] https://github.com/opentimestamps

Christian Lowenthal Escobar es COO de Soul Technologies. Es administrador de empresas, con 5 años cursados en Ciencias Jurídicas y Sociales -Derecho- en la Universidad Francisco Marroquín. Es ingeniero de profesión con más de 10 años de experiencia en implementación de servicios de alta disponibilidad en la nube o -centros de datos-. Además, es propietario de infraestructura para minería y resguardo de base de datos de tecnología blockchain, en otras palabras -nodos-, para la tecnología de Bitcoin y Monero, desde el año 2012.
View articles

Comentarios